jueves, 20 de mayo de 2010

Morales Solá, Van der Kooy y el libreto de Macri

Gracias al Blog del Ingeniero, llegamos a una nota publicada por Ambito.com, titulada "Documento-libreto", donde se detallan las respuestas que los funcionarios del PRO deben repetir ante cualquier pregunta referida a la situación procesal que afronta Mauricio Macri por las escuchas ilegales. Leemos allí: "¿Por qué dicen que esto es una maniobra política del kirchnerismo?" Respuesta: "El procesamiento estaba escrito desde el principio de la causa. No hay búsqueda de verdad, hay una investigación parcial y dirigida. El Juez es funcional a una operación política del kirchnerismo". Leyéndolo en detalle, puede dudarse de que se trate en verdad de una filtración desde el seno de los equipos que asesoran a Macri y puede pensarse que el texto podría ser el resultado de -simplemente- una muy buena síntesis de la línea argumentativa que, efectivamente, los funcionarios macristas han desplegado en sus declaraciones al periodismo. Se trate de un documento "filtrado" o de un trabajo periodístico, lo cierto es que si se revisa la estrategia comunicacional adoptada por el macrismo en las últimas semanas, allí están expuestos sus principales "ejes".
Hasta aquí, debe decirse que resulta lógico que un grupo político unifique el discurso de sus expositores ante una situación de crisis. El macrismo se ve obligado a responder y procura que quienes hablen frente a los periodistas no cometan errores gruesos, que no improvisen y, como resultado, embarren aún más la cancha.
Pero lo significativo es que los periodistas que se presumen independientes se ajusten tan aplicadamente al mismo libreto. Al respecto nos parece oportuno señalar las coincidencias entre Joaquín Morales Solá (La Nación) y Eduardo Van der Kooy (Clarín).
Dijo Morales Solá: "Desde ayer, el peor problema de Macri no está en la política, sino en la Justicia. Quizá no influya mucho en la opinión pública la decisión de un juez desprestigiado e impopular (que no quiso averiguar, por ejemplo, qué hizo James en sus años en la Policía Federal), pero otra cosa sucedería si la Cámara confirmara su procesamiento".
Dijo Van der Kooy: "Macri enfrenta ahora una pelea en dos frentes: la política y la Justicia. Nunca un enredo con los jueces es beneficioso en medio de una carrera presidencial. Deberá esperar la apelación ante la Cámara Federal y, como instancia última, la Cámara de Casación. Nadie desconoce el desprejuicio de los Kirchner para presionar a la Justicia, incluso a la Corte Suprema".
Dijo Morales Solá: "Macri tuvo la suerte, entre tantas desgracias, de encontrarse con un juez como Oyarbide. Cercano a los intereses de los Kirchner".
Dijo Van der Kooy: "Dentro de las desgracias, Macri tiene alguna fortuna. Chocó con un juez rocambolesco como Oyarbide. Detrás de él está siempre la sombra de los Kirchner".
En fin, si existe algún "paper" con un libreto, parece que también circuló por algunas redacciones. Una versión más sofisticada, claro, que la que enuncia, siempre torpe, siempre dubitativo en su media lengua, el procesado jefe de gobierno Macri.