jueves, 6 de mayo de 2010

La picardía de Montenegro salió mal

El ministro de Seguridad y Justicia porteño, Guillermo Montenegro, se presentó esta tarde en la Legislatura porteña de manera sorpresiva para dar explicaciones sobre las escuchas ilegales. De ese modo intentó
adelantarse a la inminente aprobación de su interpelación en el recinto con el apoyo de todos los bloques opositores. Pero la picardía salió mal porque la oposición no dio quórum e insistió con el pedido de interpelación.
Mientras el ministro y el bloque PRO esperaban en el recinto, la oposición brindaba una conferencia de prensa en el Salón Montevideo. "Todos los bloques de la oposición que somos la mayoría de la Legislatura de la Ciudad acordamos interpelar al ministro de Seguridad y Justicia de la Ciudad. No nos entregaremos al show mediático que pretende instalar el macrismo", leyó ante cámaras, periodistas, asesores y demás legisladores opositores, la diputada peronista Silvina Pedreira.
Por su parte, Fernando Sánchez, de la Coalición Cívica, pidió "que le quede claro a toda la Ciudad que el ministro Montenegro tiene que venir con el tiempo suficiente para que todos sepamos qué se le puede preguntar y cómo va a responder el ministro. No queremos más visitas casuales, espontáneas, lo que queremos es llevar claridad a la población", agregó, y reiteró que todos los bloques "tenemos una sola intencion: queremos que Montenegro sea interpelado con las reglas que establece el reglamento de esta casa".
Desde Diálogo por Buenos Aires, Eduarzo Epszteyn advirtió que "si se cae la sesión epor falta de quórum, el trámite legislativo continúa normalmente, porque ya ha sido despachado, publicado y seguramente será tratado durante la semana que viene".
El kirchnerista Juan Cabandié, en tanto, apuntó que la intención de la oposición era votar una preferencia para interpelar a Montenegro y que el macrismo "hizo una picardia y lo trajo para que de explicaciones cuando los bloques de la oposición no le pedimos que se acerque acá, nosotros lo que queremos es interpelarlo. Queremos la suficiente información y los elementos para realizar una interpelación, no que el ministro cuando quiere y se le canta venga a hablar", completó.
Marcelo Parrilli, del MST, añadió que lo del ministro fue "una maniobra defensiva para evitar la interpelación". "Si la interpelación no fuera posible y real, Montenegro no hubiera venido de paseo a la Legislatura", aclaró.
A su vez, Aníbal Ibarra señaló que "Montenegro podrá manejar su oficina, podrá manejar el Ejecutivo, pero a la Legislatura la manejan los legisladores. Nosotros lo que queremos hacer es una interpelación seria, no vamos a minimizar los hechos, no hay antecedentes de que un jefe de Gobierno y ministros sean indagados por escuchas", manifestó.
Minutos después, el macrismo también dio su conferencia de prensa, y allí el jefe del bloque del PRO, Cristian Ritondo, explicó que para invitar a Montenegro se ampararon en el artículo 277 del reglamento de la Legislatura, que indica que los ministros "pueden asistir a cualquier sesión y tomar parte en el debate, pero sin derecho a voto".
Ritondo acusó además a Ibarra y al bloque de Proyecto Sur, cuyo líder es el diputado nacional Fernando "Pino" Solanas, de ser "funcionales a la estrategia de Néstor Kirchner para evitar que (el jefe de Gobierno porteño) Mauricio Macri llegue a la Presidencia".
Montenegro también formó parte de la conferencia de prensa, donde sostuvo que "los diputados no tuvieron ganas de trabajar" e indicó que "la oposición en su conjunto decidió no escuchar a un ministro" porque quieren "generar un show para conplicar al jefe de Gobierno". El ministro afirmó además que él había anticipado días atrás que se presentaría espontáneamente en la Legislatura, pero aseguró que si la oposición logra aprobar la próxima semana el llamado a interpelación se presentará.
En fin, se trata de un nuevo round de una pelea que el macrismo viene perdiendo largamente por puntos. El procesamiento de Macri en la causa por escuchas ilegales sera un knock out "técnico", aunque Mauricio se niegue a admitirlo.
Fuentes: Noticias Urbanas / Télam  / Ambito. Foto: Télam