viernes, 8 de octubre de 2010

¡Y dále con Lanata!

Condenado al ostracismo, conduciendo un programa nocturno en una señal marginal (canal 26), en un horario donde compiten los “tanques” de la televisión abierta, Jorge Lanata la tenía muy difícil a la hora de encontrar, no sólo un público propio, sino algún “rebote”, algún espacio de incidencia, alguna mención en la corriente principal de la comunicación masiva.
Sin embargo, en los últimos días, Lanata, un exaltado decadente que quiere hacerse oír desde la periferia comunicacional, se ha visto favorecido por un inesperado aliado en su intento por hacerse visible y participar del debate político y adquirir algún simulacro de autoridad. En efecto, sorprendentemente, 6-7-8 decidió acudir en su ayuda y construirlo como un adversario de fuste. Una y otra vez, el programa de la TV pública reitera la ostensible mutación en las opiniones de Lanata, a lo largo de las sucesivas ediciones, convirtiéndolo en un protagonista, en apariencia ineludible.
En la edición de ayer, 6-7-8 difundió un informe acerca de las repercusiones de un artículo del diario El País, de España, titulado: “Maradona como metáfora argentina”, presentándolo bajo el título/zócalo “Lanata a la derecha de Feinmann… (Eduardo)”. Digamos, el propósito de este tramo del programa no fue cuestionar ese artículo bizarro, someterlo a crítica, sino ¡dejar sentada la coincidencia en las posiciones de Feinmann y Lanata! O sea, un abrazo en el barro de los luchadores de lo peor.
Después, señalaron la común aversión de Lanata y Feinmann sobre cualquier reconocimiento a la figura de Ernesto “Che” Guevara, y su crítica coincidente a la toma de colegios. Y, finalmente, el informe reiteró el “hit” denuncista sobre Lanata, que se resume en la contraposición de dos declaraciones. Lanata dice en 2003: “Yo creo que los asuntos del pasado siguen existiendo porque nunca hubo justicia. O sea, no creo que los asuntos del pasado sean pasado. Hasta que no haya justicia en serio, la grieta sigue abierta”. Y, luego, su sospechosa "actualización", en 2010. Dice Lanata: “Me tienen harto con la dictadura. ¡Algo que pasó hace 34 años!”.
Un apunte al paso. ¿No parece débil argumentar que, tanto Martín Caparrós como el propio Lanata eran defensores de la “memoria” cuando habían publicado sendos libros sobre la historia argentina? ¿Se trataba sólo de un afán comercial/editorial? ¿No resulta esto una chicana barata? Nos parece que una discusión acerca del papel que cumplen hoy algunos periodistas que, tiempo atrás, fueron clasificados como “progresistas” (¿qué será eso?) no admite semejante reduccionismo.
Pero, sigamos. Y aquí viene a cuento reivindicar al tan cuestionado Orlando Barone, porque él sí enfocó su crítica sobre el artículo del diario El País y su asombrosa difusión en los medios argentinos. Y porque, también, se declaró en rebeldía respecto del tratamiento sesgado de la producción de 6-7-8.
Dijo Barone: “No sé si nos estamos excediendo en poner algún personaje allí, siempre como protagonista. Como si su voz tuviera importancia. Me parece a veces importante reducir la importancia del mensaje. Porque si no, le estamos dando, a lo mejor, un escenario que no se merece. Hay cierta altura donde la decadencia debe decaer sola”.
Y sí, tiene razón Barone. Porque el “agite” que ha hecho PPT de la figura de Lanata, no hace sino favorecerlo, resucitarlo. Basta ver cuántas intervenciones en los blogs ha merecido, cuántas discusiones, a favor y en contra. El problema es que 6-7-8 se encapsula y discute con cualquiera que le “toma su palabra”, y se equivoca. Lanata no vale la pena.

21 comentarios:

Wal dijo...

Y... no se si no tiene sentido exponer las miserias ideologicas de Lanata a la luz de su futuro pase al grupo clarinete en su renovacion de staff, buscando un discurso "progre" que apuntale a sus titeres politicos Alfonsinito/Binner como unica opcion de pelearle al Kichnerismo con chances de ganarle. Recomiendo leer este buen post de Gerardo Fernandez al respecto

http://tirandoalmedio.blogspot.com/2010/10/cambios-en-clarin.htm

Sujeto de la Historia dijo...

Amigo Sanin:
Abro mayúsculas: IMPOSIBLE ESTAR MÁS DE ACUERDO CON VOS. Vuelvo a poner minúsculas: ¿no debería 678 bajar un cambio?. Así como hemos escrito kilómetros de letras sobre Lanata, Caparros, Tenenbaum & Cía, también hemos escrito kilómetros sobre 678.
A esta altura, sería ocioso decir que es "el" espacio de barricada, y que desde su origen, en los aciagos momentos donde todo parecía perdido, junto con Carta Abierta fueron los dos grandes puntos de apoyo para el gobierno en particular, y también en buena medida para todo el espectro nacional y popular. Pero ya no estamos en el 2008, ni en la derrota del 2009; me pregunto si no debiera de cambiar la estrategia, sin perder su identidad. En algún momento habrá que replantearse esto de agarrarse a los tortazos con p/ej. una reivindicación procesista, o muy derechosa, e ipso facto las fotos y la música del Club de la Buena Onda...
Me parece sentido común en estado puro tu planteo (algo más cotizado que el oro por estos tiempos)de no agigantar al que se desinfló por mérito propio, como Lanata.
Salvo que forme parte del negocio la fabricación de nuevos enemigos, porque lo que se puede decir de muchos, a lo largo de dos años ya se ha dicho ¿No ?
Te mando un fuerte abrazo, y la satisfacción que siempre me deja leerte.

Javier dijo...

Me parece que todo pasa porque en realidad Lanata sera la proxima figura central de TN , de ahi a su defensa acerrima de kla aporpiacion de papel prensa y en cualquier momento sale tambien a decir que la ley de medios es un escandalo solanista y sau nuevo caballito de batalla ser a afavor de la colimvba civica para criminalizar a los jovemnes molestos que puedan putearlo por forro

Un abrazo

Anónimo dijo...

Sin leer los comentarios iba a escribir algo parecido, Lanata va a salir del ostracismo porque en cualquier momento pasa a canal 13, hay que dejarlo en evidencia antes de que lo quieran transforman en el paladin de la verdad. Bien por 678.
No hay que pecar de inocentes, la cruzada de Artemio contra 678 no pasa por los contenidos, se estan disputando otros intereses, y veo que muchos bloggers se pliegan como si estuviera en juego una batalla peronismo posta posta contra falsoperonismo ramplon y sin contenido.

Sujeto de la Historia dijo...

Anónimo:
Si lo de los "bloggers" lo decís por mi comentario, te cuento:
1) No soy peronista
2) No suelo coincidir con Artemio L
3) Creo que hay que tener un espacio donde se defienda el proyecto nacional y popular, pero "en positivo", tirando ideas, dando debate, discutiendo. Hay con qué hacerlo. Y, en todo caso, si fuera cierto el próximo desembarco de Lanata en el 13, ¿lo estamos publicitando gratuitamente, lo estamos instalando nosotros mismos?
Saludos

Jorge dijo...

No hay que pagar por el pito más de lo que el pito vale. Está pasando lo mismo que con la vieja de los almuerzos. No hay que darles más cámara de la que ellos mismos tienen. Cuánto medirán de rating? Que se queden con eso y listo. Saludos

A.C.Sanín dijo...

Wal: Tenés razón, es muy bueno el texto de Gerardo Fernández, pero –más allá del papel que pueda cumplir Lanata en el Grupo Clarín- creo que “6,7,8” le otorga una relevancia excesiva, lo instituye como un interlocutor clave, y a mi juicio se equivoca porque acaba por jerarquizarlo. Gracias por comentar.

A.C.Sanín dijo...

Amigo Sujeto: gracias, como cada vez. Convengamos: Lanata cambió de opinión acerca de muchas cuestiones, y allí están los archivos que dan cuenta de su mutación. “6,7,8” los exhibe y Lanata responde llevando un cerdo a su programa y nombrándolo “Barone”. El columnista le contesta en la revista Debate (diciéndole “chancho”) y en esta espiral la discusión se degrada, convirtiéndose en un profuso intercambio de descalificaciones y “carpetazos” audiovisuales. Ahora: ¿qué se está discutiendo? No se sabe. En este caso en particular creo que -como señalás- se agiganta a Lanata y se le otorga visibilidad a sus torpes ironías y provocaciones. En cuanto a “6,7,8” creo que sigue siendo una herramienta imprescindible pero que se repite en exceso, se enzarza en peleas inútiles, y todo esto va en contra de su invalorable trabajo de contra información, de análisis crítico del discurso hegemónico.
Un gran abrazo para vos, y nos seguimos leyendo.

A.C.Sanín dijo...

Puede ser, Javier, que sus tomas de partido más recientes estén en sintonía con su futuro laboral. Va preparando el camino, ¿no? Un abrazo.

Anónimo: Me pregunto que efecto puede tener lo que muestra “6,7,8” en el público que se informa a través de TN; me parece que no se superponen a esta altura. Respecto de la polémica que plantea Artemio, no veo que tenga conexión con lo que planteo en el post. Gracias por comentar.

Jorge: Coincido. Recuerdo que algún tiempo atrás los panelistas criticaron la insistencia de la producción en incluir los almuerzos de Legrand en los informes. Hubo acuse de recibo porque prácticamente dejaron de citarla. Saludos.

Ricardo dijo...

Me parece que ese ensañamiento de 678 con Lanata tiene que ver con que el periodista, ex-progre, fue quien le tiró munición gruesa al programa de Gvirtz. Que los sueldos, que el gasto que hace el Estado, etc. Y 678 se prendió en esa ¿estrategia? de Lanata. Yo creo que cayeron en la trampa y coincido plenamente con Barone.

Coincido con vos también: el programa le otorga al ex director de Crítica un status que el Maipo ya le había quitado.

Yo no veo 678 casi nunca. (¿Sacrilegio? :P) Me parece que el programa cumplió un rol y un papel importantísimos durante 2008/2009 pero se quedó -como la oposición- en un clima algo crispado.
No sé si tendría que cambiar o no. Tienen un lugar ganado y quién soy yo para sentenciar nada, pero si me gustaría un nuevo programa, de entrevistas políticas, al que pudieran ir políticos del oficialismo y de la oposición, con debate en serio y no esa paparruchada que plantean en A Dos Voces, donde -como dijo Cristina- a los oficialistas cuestionan y a los opositores escuchan.

No sé que tantos cambio se vendrán en los canales de Clarín. Es claro que necesitan cambiar cuanto antes y sería de amateur no hacerlo. Mi pálpito es que Lanata terminará desembarcando ahí. Lo necesitan y el gordo, como Carrió, les avisa a través de sus declaraciones, que está dispuesto a "defender al más débil".
Cuando desembarque, ahí es cuando 678 tiene que mostrar todas las contradicciones lanatescas.

Bueno, se hizo largo.
¡Un abrazo!

Unfor dijo...

- Nunca le di mayor bola a Lanata (compartía la visión de Enrique Vázquez y algunos más acerca de su falta de identidad ideológica (ojo; Vázquez tampoco la tiene) y su sobrevaluación (momento de irrupción de Página 12).
- 6, 7, 8 va de ciertos análisis y paneos muy interesantes, al reduccionismo, la demagogia y la repetición.
- Nunca admiré al Che Guevara (me pareció desastroso lo de Angola y completamente errático lo de Bolivia) y soy izquierdista.
- Estoy tratando autorreferencialmente de unir los lazos que tirás y me da que se puede sostener un proyecto, sin buscarle el pelo al huevo y menos sobredimensionar sujetos de poca relevancia (inclusive desde lo opuesto) para la construcción de ese proyecto.
-Convalido más el expresar desde lo que se siente que hacer ideología de manual como 6, 7, 8.
Me banco me puteen por no tener al Che de referencia, pero entiendo el socialismo como el único modelo perdectible de construcción socio-política y no me parece válido vender lo que uno registra y siente por la declamación de manual.
-Convalido igual al Che y a todos los compañeros de ruta, equivocados o no (según mi óptica parcial y subjetiva). Lanata para mi está en otra ruta (la de cierto liberalismo progre). Gvirtz no se en que ruta está, pero su afán va de lo jugado y valioso hasta lo oportunista y decadente.
Entre otras cosas, en su programa no tiene cabida DÉlia por hacer mención al genocidio que la derecha israelí lleva a cabo sobre Palestina.

Un abrazo.

A.C.Sanín dijo...

Ricardo: coincido con vos. Asistimos a una pelea televisada que está divorciada de la discusión político / ideológica. Allí se habla de plata y de posiciones en el campo de poder comunicacional: Lanata (un outsider) atacó a Gvirtz (dueño de una productora exitosa), ”denunciando” el gasto estatal que sostiene a “6,78” y, de allí en más, comenzó el intercambio de misiles.
Vos lo sintetizás bien: “El programa le otorga al ex director de Crítica un status que el Maipo ya le había quitado”. O sea, nada le viene mejor a Lanata que esta polémica, que lo vuelve al campo de las voces “interesantes” o “necesarias”, las que “merecen” ser refutadas. Creo que se equivocan. Lanata es un provocador, apenas eso.
Respecto de “6,7,8”, creo que sigue siendo una herramienta de lucha indispensable, a la hora de contra informar y de señalar las manipulaciones de la prensa hegemónica. Yo no veo tanta televisión ni escucho tanta radio como lo hace PPT, así que agradezco el “tendencioso” y simpático resumen que me ofrecen a diario.
Pregunta: ¿estaría dispuesta la dirigencia opositora a concurrir a programas en los cuales no cuenten con mayoría automática? No me parece. No están preparados para ser cuestionados y exponerse a la repregunta y al debate.
En lo concerniente al anunciado desembarco de Lanata en TN, ¿qué puede agregar, transformar, renovar? Clarín está condenado a oponerse por derecha al kirchnerismo, hermanado por intereses muy concretos con el discurso de La Nación en defensa del establishment. Nada mucho más exitoso que lo que ya están haciendo Ernesto Tenembaum y Marcelo Zlotogwiazda, arrastrándose en el lodo del “periodismo independiente”.
Se hizo largo, ¿no? ¡Un abrazo!

A.C.Sanín dijo...

Unfor: comparto lo que decís respecto de Lanata y su “sobrevaluación” como periodista. Y, sí, también, coincido en que “6,7,8” oscila entre la polémica que enriquece y el “reduccionismo, la demagogia y la repetición”, como vos apuntás. Pero, también creo que -pese a todo- no tenemos nada mejor que juegue por nosotros en la cancha de la comunicación masiva.
Acerca de lo que señalás sobre el Che Guevara, entiendo que es una discusión que excede el debate acerca de los efectos de “6,7,8“. Una discusión muy compleja, creo. Y, también, si me permitís, alejada de nuestras preocupaciones actuales. ¿Quién puede putear a otro, hoy día, por no tener al Che de referencia a la hora de construir una política transformadora en el marco de estas democracias “vigiladas“?
En fin, Unfor, te mando un abrazo. Y nos seguimos hablando.

Alan dijo...

¡Y dále con 678!

Unfor dijo...

Me dejás más tranquilo Sanin. Lo del Che lo apunto para salvarle un poco la ropa al gordo Sanata. No voy a descalificar a un progresista por su apoyo o crítica a un lider o una posición de la izquierda, justamente por eso hice mi autioreferencia.
Luego, sucede que como en muchos otros casos, a Lanata en mi/nuestra opinión se lo incluyó indebidamente en el campo progresista.

Está bien; 6, 7, 8 abrió un espacio impensado. Conectó a gente incluso que no sabía cómo y dónde expresarse. Y que nacía a una visión distinta pero se encontraba aislada. Tiene un gran mérito desde allí.
A partir de ese fenómeno hay que mostrarle a esa gente que puede escuchar Mate Amargo en la radio, por ejemplo. Ayudarla a abrir su panorama.

Ricardo dijo...

A mi me parece que Lanata refrescaría la pantalla de TN. Ese canal pide a gritos nuevas voces que digan lo mismo.

Con respecto a tu pregunta: me parece que el año que viene los opositores quedarían muy mal no asistiendo a un programa de debate en Canal 7. Obviamente los nuestros seguirían asistiendo a TN, al 26 o a C5N. ¿Te imaginás un programa de todos los miércoles a la noche, en el horario de A Dos Voces, con una silla vacía siempre? Y un cartelito que diga: Aguad, Alfonsín, Cobos, Morales, Solá, Macri. A mi me parece fantástico, je.

Un abrazo, amigo Sanín.

PD: yo estoy con Unfor. No lo tengo al Che entre mis referentes políticos.

A.C.Sanín dijo...

Alan: ¡Déjenos despuntar el vicio!

Unfor: Me parece que Sanata sobreactúa: el blanco de su ataque es Tristán Bauer.
Sobre el “progresismo” de Lanata, repito algo que escribí en el blog Seamos Argentinos Ya!: “Creo que hay un hilo conductor en las cambiantes posiciones de Lanata: siempre apuesta a construir oposición como “nicho de mercado“. Está convencido de que ser oficialista “no paga”. Claro: estar en la “opo” siempre, a lo largo de los años, te expone a contradicciones. Para oponerte a Menem, debías denunciar el neoliberalismo, apoyar la lucha de las Madres, cuestionar a Clarín. Para oponerte a Kirchner, todo lo contrario. En fin, no hay coherencia que aguante si te revisan el archivo, ¿no?”
Sí, comparto lo que decís sobre “6,7,8”: logró quebrar la “espiral de silencio” y conectar a muchas personas aisladas. Curioso: nunca hacen referencia a Mate Amargo. Un abrazo.

Ricardo: Me gusta eso de “nuevas voces que digan lo mismo”.
Sí, es buena la idea. Y en el avance del programa se podría preguntar: ¿adivine quién pega el faltazo esta noche?
Un abrazo, amigo Ricardo.

Ricardo dijo...

Sanín: justo comentaba algo parecido a la tarde en lo de Diego F. (mundo-perverso):

"Lanata dilapidó su capital hace rato ya, no en estas últimas semanas.
Me parece que se prepara para un desembarco en el Grupo oligopólico y, al igual que Carrió, se vende como el "defensor de pobres y deshauciados grupos oligopólicos de desinformación y megacorporación económica diversificada".

Yo estoy convencido de que Lanata apuesta siempre a ser "contracultural". Si la cultura es el menemismo, es antimenemista. Si es el kircherismo, antikirchnerista. Es como la Rolling Stone. Se opone al sistema siendo parte misma del sistema que dice combatir. Es un producto más de consumo adolescente.
Y está bien, porque es un buen nicho en el cual conchabarse".

Great minds think alike. Es así nomás, je.

Abrazo y prometo no seguirla con Lanata.

A.C.Sanín dijo...

Ricardo: Y, sí, las “great minds” confluyen. Tenés razón: Lanata es “contracultural” siempre, contra todos. Incluso cuando la hegemonía “cambia de bando”. Y ahí queda descolocado. Pregunto: ¿por qué no seguirla con Lanata?

Roberto dijo...

Está perdido en un periodismo propio
de garcas y bastardos, quiere ser
protagonista principal y no alcanza
a uno de reparto. Muy bueno tu blog
voy a visitarlo seguido.

Saludos!

A.C.Sanín dijo...

Roberto: Y, sí, no le da "el piné" para encabezar. Veremos que otro papel consigue. Gracias por el elogio.
Un abrazo.