viernes, 15 de octubre de 2010

Pidiendo oxígeno, Cleto asciende en la Fénix II

A estas horas, ya es sabido que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner informó que ha vetado la llamada “ley del 82 por ciento móvil”, iniciativa que no dudó en denominar “ley de quiebra del Estado”. De donde resulta que el Gobierno nacional demostró -dado lo expeditivo de la respuesta- que sus anuncios previos a la votación no eran una simple “chicana” o presión, sino una decisión tomada, que contemplaba los previsibles costos políticos de esta medida.
En las horas que precedieron al discurso de la Presidenta, no fueron pocas las repercusiones de la votación ocurrida el miércoles por la noche en el Senado. En las ediciones matutinas, el periodismo gráfico especuló acerca de la razón por la cual la bancada del Frente Para la Victoria y sus aliados habían decidido dar quórum para una votación con un resultado, cuando menos, incierto. Y, también, formularon hipótesis sobre las intenciones del oficialismo al otorgarle al vicepresidente Julio Cobos, otra vez, un papel protagónico en la resolución de un debate con obvia repercusión social.
Así lo expresó Marcelo Helfgot, desde las páginas de Clarín: “El oficialismo pudo haber negado el quórum, como tantas otras veces. O impedir que Julio Cobos volviera a capitalizar la aprobación de un proyecto de alto impacto social, como el del 82% móvil, apartando del recinto a uno de los suyos cuando el empate estaba cantado y eso significaba una derrota segura. Sugestivamente, no incursionó en ninguno de los dos caminos”.
Dejemos de lado la especulación acerca de la decisión oficial de forzar la resolución de este entuerto en un escenario de baja repercusión, ante el impacto mediático del rescate de los mineros chilenos que ascendían en una cápsula. Retenemos sí, como plausible, la hipótesis de que el kirchnerismo procuró “colgarle a Cobos y al resto de la oposición el mote de irresponsables que procuran desfinanciar al Estado”. Y, de rebote, darle “nueva visibilidad a Cobos, que estaba en franco declive, para entorpecer la interna del principal partido de oposición, la UCR, donde se venía afirmando la figura de Ricardo Alfonsín”.
En la misma línea interpretativa, el diario La Nación publicó con la firma de Iván Ruiz, una nota donde se señala: “Este nuevo desempate puede ser un guiño para el vicepresidente, que vuelve a tomar protagonismo, cuando Ricardo Alfonsín parecía sacar una ventaja en las encuestas”. Y agrega: “Según informa La Nación, el jefe del oficialismo en el Senado, Miguel Angel Pichetto, contaba con precisas instrucciones de Cristina Kirchner para obligar a Cobos a desempatar”.
Coincidentemente, el diario Página/12 publicó una nota firmada por Sebastián Abrevaya, donde se afirmaba: “Pocos minutos antes de la votación y como un regalo de medianoche, Pichetto le adelantaba ayer al vicepresidente que el oficialismo había decidido, como en el caso de la Resolución 125, darle el lugar de decidir la suerte del 82 por ciento móvil. ‘Probablemente tenga que volver a desempatar. Es una votación que va a afectar al gobierno nacional y provocar un fuerte daño a la credibilidad económica’ le advirtió”.
En fin, Cobos hizo lo suyo, jugó el juego que más le gusta, traicionó a Cristina, y recuperó una centralidad (precaria, si se quiere) en el paisaje mediático. Como es sabido, Cristina durante el día de ayer lo definió como un “okupa” en su cargo; Aníbal Fernández lo acusó, lisa y llanamente de traidor; y Amado Boudou, de irresponsable, entre otras tantas lindezas. Lo cierto es que en el ambiente comunicacional sobrevoló el recuerdo del voto “no positivo” en los días de la discusión de la Resolución 125. Y Cobos, mal o bien, fue otra vez convidado al centro de la escena.
En ese marco se dio este interesante intercambio en el programa “Código Político”, emitido ayer por la noche, por la señal “ultra opositora” TN.
Julio Blanck: El Gobierno, o el kirchnerismo en el Senado, le hizo un favor bárbaro a Cobos, que es su oponente en la interna, porque le dejaron desempatar anoche el tema de las jubilaciones… A ver, a Cobos, desde aquel voto “no positivo” le había costado encontrar protagonismo, anoche se lo dieron otra vez, y lo aprovechó…
Ricardo Alfonsín: No me van a creer. Yo creo que cuanto más fuertes lleguen los candidatos del partido, mejor. Así que no me preocupa eso, sinceramente, no me preocupa. No es tampoco que uno sea presuntuoso, pero no me preocupa eso. Vamos a discutir ideas, proyectos, programas… Algunas diferencias puede haber entre nosotros, y tendrán que ser los afiliados y los independientes los que decidan.

En fin, el Gobierno decidió construir a su adversario, en esta ocasión, como en tantas otras veces antes. Una opción política, claro. Que algunos opositores de derecha, que siempre se suponen más sabios, ironizaron. El kirchnerismo, esa manga de boludos, decidió poner en primer plano a “La armada Brancaleone” y a su jugador decisivo en esta escena (Julio Cleto Cobos) para marcar a fuego el juego perverso de la oposición. Y decidió, también, poner la cara ante la sociedad vetando una ley que apuntaba al corazón de la sustentabilidad del sistema previsional de nuestro país. Y, de paso, sembrar desorden en la interna del radicalismo. ¡Qué boludos!

11 comentarios:

Escribidor dijo...

La verdad es que uno tiene que aprender a no prejuzgar a los compañeros de la conducción del movimiento. Yo, que estaba a las puteadas xq habian dado quorum, me veo obligado a reconocer que fue la mejor desición posible.

Sujeto de la Historia dijo...

Amigazo Sanín:
Completamente de acuerdo. Ayer a la mañana, sin haber leído los diarios, le escribía lo mismo a Javier en un comentario: le estaban dando un pobre triunfo a Clepto para empiojar un poco más la interna radical, lo cual fue una decisión brillante por donde se la mire. Fue interesante ver cómo resonó eso, porque invitaron corriendo al señor de la campanita al cierre del patriótico coloquio de Idea.
Ah! no olvidemos el mérito que le corresponde a Proyecto Sur en todo esto, ¿no?
Fuerte Abrazo para Vos.

Roberto dijo...

En su odio ciego, no pudieron darse
cuenta que el tiro les podía salir
por la culata, nuevamente quedo al
descubierto una oposición que atenta
contra los intereses de los argentinos, además de su ineficacia
y servilismo a magnetto.
Pobre Ricardito cada vez se hunde
más en el fango gracias al okupa,
es como decís ¡que boludos!.

Un gran saludo!

Javier dijo...

Estoy de acuerdo aunque habria que ver cuanta vida le da este tema a Cobos y si puede sostenerse en el tiempo . Tiendo a pensar que dentro de dos semanas este tema baja tanto que nadie se acuerda .

Crees que pueda usarse en la campaña electoral de 2011 . Yo creo que ahora hay que dar un aumento extraordionario a los jubilados y los sacas de la cancha

Un abrazo

Unfor dijo...

Hay más análisis ajedrecístico de lo que uno supone. Para Cristina, ésta era la jugada. Yo hubiera hecho otra.
Hubiera rescatado el artículo 1. Y si quieren especular, lo doy como mío, ya que lo estoy rescatando (esta es la parte demagógica, que todo componente político, tiene). Bien.
Luego lo mando al Congreso y digo:
-"Fue vetada la Ley, salvo este artículo".
Estamos de acuerdo. por una vez alteramos nuestra ecuación macro. Les subimos bien a los mínimos pero igual, hace falta mucha plata. De donde la sacámos?
De la suba de aportes patronales? Se van a jugar por eso, Uds. legisladores patronales? Y así los pongo contra sus intereses.
Y me banco que me contesten:
- "No, del gravamen al juego"
Se la banca el gobierno? No cree que ya es indispensable tocar ese rubro? digo, ya que estamos.

A.C.Sanín dijo...

Escribidor: Según cuentan en Página/12, al FpV se lo dieron vuelta dos senadores que en la previa consideraban alineados. Lo que sí fue una decisión propia fue la de habilitarle a Cobos el desempate. Un abrazo.

Hola amigo Sujeto. Creo que esa fue la intención, darle visibilidad a Cobos en su alineamiento con la oposición. Y, de paso, complicarle las cosas a Alfonsín. Respecto del impacto en la opinión pública del veto habrá que esperar un poco. Un fuerte abrazo para vos.

Sí, Roberto, el Gobierno tuvo reflejos y salió a dar el debate. Veremos cómo se instala esta cuestión en la sociedad. Supongo que a Ricardito toda esta jugada no lo beneficia, en principio, pero falta mucho. Un abrazo.

Es probable, Javier, que este tema se disipe en unos días. Tal vez cuando se vote el presupuesto, Cleto tenga otra oportunidad, ¿no? Supongo que a fin de año habrá un refuerzo extraodinario de las jubilaciones como vos decís. Un abrazo.

Unfor: Me parece que el Gobierno no quería atar el cálculo de la jubilación por el 82% del Salario Mínimo porque ese porcentaje se iba a propagar finalmente a todos los haberes. En lo demás, coincido en que Cristina debería subir la apuesta y abrir el debate acerca del financiamiento del sistema provisional. Me pregunto, con vos, si se la bancan. Un abrazo.

Néstor Dulce dijo...

Feliz dìa de la madre, kumpas ... te invito a conocer un blog de humor nacional y popular. Tema de hoy: EL CORAZON DE UNA MADRE NUNCA SE EQUIVOCA. Aqui un adelanto "Mientras iba a comprarle un regalito a mami por su día, me topé con un grafitti muy simpático que decía: "Las putas al poder porque con sus hijos nos fue como el culo". Ese cart ... ...elito, que bien podría aplicarse a los gorilas de la política, me inspiró para responderme a mí mismo la duda existencial que siempre me carcomió: ¿por qué son tan recalcitrantes y desquiciados los opositores?, ¿sus madres habrán tenido algo que ver?A continuación podrán acceder al resultado de mi investigación:- La madre del cardenal BERGOGLIO lo introdujo en la cuestión religiosa con comentarios tales como: "Rezá para que salga esta mancha que te hicistes en el guardapolvo porque sinó te reviento".- La madre de la CARRIO fue la que le despertó la pasión por vaticinar el futuro al retarla cada vez que traía el boletín: "¡Si te vuelven a aplazar en alguna materia vas a ver lo que te espera!" ... LEER MAS Si te agrada, en el blog te podés hacer miembro.

Ricardo dijo...

Yo creo que los que se equivocaron son los muchachos opositores. Ya venimos repitiendo que legislan para la tapa de los diarios. Está bien, es así. Pero tenían una muy buena oportunidad para demostrar que legislaban "para la gente" también.
Me imagino que hubiera sido distinto el escenario si hubieran metido aunque sea 2000 personas en Plaza de Mayo, bancando a la Ley del 82%.
Pero si no tenés jubilados en la Plaza, y si la vetan e igual nadie sale a protestar a la calle... como que no puede durar mucho la humareda mediática.

Me parece que en tu respuesta a Escribidor está el resumen: pensaron que la rechazaban. ¿Ah, no? Bueno, lo metamos en quilombos a los radicales.
Me gustó el "¡Qué boludos!".

Abrazo.

A.C.Sanín dijo...

Ricardo: Es central lo que vos señalás, la ausencia de "pueblo" en las calles, bancando el proyecto de la oposición o protestando ante el veto. Fue una "jugada" demasiado evidente en su inconsistencia, en su puro afán de dañar al Gobierno. Linda la encuesta "en contra" que Clarín digital publicó. La mayoría, un 60%, coincidía en que el proyecto opositor no era sustentable.
Hubo quien planteó que el Gobierno era "boludo", ¡porque se dejaba vencer dos veces por Cobos! Si hubo alguna vez un desempate calculado (y elegido) por el Gobierno fue este, precisamente. Ante la evidencia de la correlación de fuerzas, el oficialismo decidió que fuera Clepto el protagonista. De allí en más, podemos discutir muchas cosas (incluso, la política previsional) pero no decir que se dejaron vencer otra vez por Cobos porque son "boludos". Un abrazo grande.

manuel el coronel dijo...

Era una de sus mayores apuestas, desde todo punto de vista, y fue un gran fiasco. Lo que demuestra que van ciegos al frente sin prever la caída al menos. Ni siquiera tienen plan B. Diosito apiadate y que si nos tenga que ganar alguien, qeu sea Pino!

A.C.Sanín dijo...

Sí, Manuel, tendrán que buscar otra cosa. Ahora, lo de Pino ganador lo veo verde:)¡Un abrazo!