miércoles, 17 de noviembre de 2010

Cristina, la historia, y el "efecto Kirchner"

Parece claro, a esta altura, que la “Operación Presupuesto”, montada por la oposición política y mediática, agoniza. Hoy, por fin, la diputada Elsa Alvarez se ajustó a la sentencia nietzscheana (“Dí tu palabra y rómpete”) y “acusó” a algunos funcionarios oficialistas de haberla llamado por teléfono. Y punto.
Pero suceden otras cosas. Digamos: Cristina Fernández ocupa el centro de la escena política y, para sorpresa de algunos, se afirma como Jefa de Estado y depositaria del apoyo de las mayorías.
Entre tantas cosas que se dicen, nos resultó interesante este apunte de Ignacio Fidanza, un periodista abiertamente opositor, referido al discurso de Cristina emitido el lunes pasado por cadena nacional. Luego de explicar la encerrona en que la oposición se encuentra respecto a la discusión del presupuesto, “haga lo que haga, pierde”, Fidanza señala:
Cristina avanzó así en lo que ya se insinúa será el eje de su campaña por la reelección. La exhibición de una mujer moderada, que evita enredarse en peleas como hacía su marido, pero muy firme en sus decisiones. Una mujer de Estado que se dedica a gobernar, mientras la desorientada oposición busca trabar el progreso del país. El libreto no tiene nada de original, pero adquiere un poderosísimo caudal emotivo cuando la persona que lo encarna, viene de sufrir uno de los dolores más grandes que se conozcan. Y acaso en esa situación tan dura pero al mismo tiempo tan fuera de discusión, de artificios, de simulaciones, esté la clave de bóveda de este resurgir de Cristina, que parece haber enterrado para siempre a aquella líder arrogante que interpelaba desde el atril. O quizás siga allí, pero quedará para los intelectuales discutir si cambió la persona o la mirada”.
De otra parte, el programa “Palabras más, palabras menos”, difundió anoche los resultados de los estudios de opinión pública de Poliarquía, subrayando que esta consultora no es contratada por el Gobierno nacional. Los números presentados por Marcelo Zlotogwiazda, bajo el llamativo título “efecto Kirchner”, son elocuentes.




La encuesta revela una intención de voto del 46 por ciento para la presidenta, subiendo nada menos que 15 puntos con respecto a octubre. De acuerdo a este sondeo, si hoy fueran los comicios, Cristina ganaría sin necesidad de ir a segunda vuelta.
Lo llamativo, además de la importante suba oficialista, es la caída al tercer puesto de Mauricio Macri, perdiendo seis puntos, del 21 al 15 por ciento, mientras que Ricardo Alfonsín, en este escenario, sube al segundo puesto.
El legislador radical, si bien perdió dos puntos porcentuales, se ubica con un 19 por ciento, a 25 puntos de diferencia de la Presidenta.
También el referente de Proyecto Sur, Fernando Solanas, perdió cuatro puntos, pasando de 14 a 10 , según este reciente sondeo.
Mientras tanto, Cristina, que no descansa, presidió los festejos del bicentenario de Curuzú Cuatiá, en la provincia de Corrientes. Y dijo:
“Si uno se detiene por unos instantes y mira para atrás, no mucho para atrás, simplemente del 2003 para adelante, para qué acordarse de todo lo otro, y vemos las cosas que hemos hecho en estos siete años, yo estoy segura que cualquier argentino, piense como piense, esté en el lugar que esté, jamás hubiera imaginado que en estos siete años íbamos a poder hacer las cosas que hicimos teniendo en cuenta cómo empezamos. Por eso digo que, cuando uno le pone ganas, cuando uno le pone fuerza, cuando uno no cree que haya imposibles, cuando uno el único miedo que tiene es a la historia… Yo sí le tengo miedo a la historia. Siempre con Néstor le tuvimos miedo a la historia, que no seamos capaces de estar a la altura de las circunstancias. Y a lo único a lo que no le tenemos miedo es precisamente a luchar para trabajar incansablemente contra cosas que parecían imposibles. Ustedes saben que antes de ser presidenta o antes que él fuera presidente, yo fui legisladora, y me acuerdo cuando escuchaba que era imposible hacer esto o lo otro. Que uno no podía oponerse al Fondo Monetario Internacional, que había que votar esto porque si no se caía el país, y porque era imposible… Y nosotros creo que lo que hicimos fue ser el instrumento de la historia para demostrar que se podía tener un país con dignidad, un país que no se arrastrara, un país que fuera tratado de igual a igual, ni mejor ni peor que cualquier otro. Simplemente de igual a igual. Como tuvieron los patriotas, igualdad y libertad, las dos grandes banderas. Y creo que tal vez lo mejor que hemos hecho es reconstruir esa confianza en nosotros mismos”.
En fin, atenta a la mirada de la historia, conciente de la responsabilidad que asume, Cristina avanza.

7 comentarios:

Javier dijo...

Bien Cristina , yo igualmente me sigo sorprendiendo por la buena imagen de Scioli cuya gestion es tan mala como la de Macri . Habkla de la sociedda que ese tipo de liderazgo mida bien , porque es todo lo contrario de Cristina , me gustaria ver la imagen de Scioli si traicionara y se abriera , cuanta de la imagen de scioli es lo que derrama Cristina ? O al puebblu puede gustarle alguien que nunca diga nada y que quiera quedar biebn cion dios y con el diablo , digamos la cpntracara de Nestor a quien yo solo le recpnozco fidelidad y gracias

Un abrazo

Unfor dijo...

"yo estoy segura que cualquier argentino, piense como piense, esté en el lugar que esté, jamás hubiera imaginado que en estos siete años íbamos a poder hacer las cosas que hicimos teniendo en cuenta cómo empezamos"

Esta es la gran verdad de la milanesa.

Sujeto de la Historia dijo...

Hola Sanin
Res, non verba. Hechos, no palabras.
Ayer escribí como comentario en un blog que Néstor y Cristina, al traducir a la dimensión de los hechos aquellas cosas que aparecían como imposibles (FMI, AUH, juicios a los represores y tantos etc.) han dejado al descubierto a tanto profeta de la impotencia, del "no se puede". Y, por supuesto, cómo afecta ésto al poder.
Te mando un abrazo

A.C.Sanín dijo...

Javier: esa es una buena pregunta, particularmente ahora. ¿Importa, cuánto, en la imagen de Scioli su “lealtad”, a Néstor, a Cristina? ¿Mediría tan bien, enfrentado al kirchnerismo? Anotemos, un dato no menor, el respaldo de la corporación mediática, que jamás lo ataca, salvo para señalar su falta de coraje para pegar el salto y convertirse en opositor, ¿no? Un abrazo.

Sí, Unfor, es en el hacer, en la transformación, donde el kirchnerismo se fortalece en la consideración pública. La lucha entre la realidad y el imaginario que construyen los medios. Un abrazo.

Sujeto: Por ahí va la cosa. El kirchnerismo empujó la frontera móvil de lo posible, entabló peleas que parecían perdidas para las “democracias vigiladas”, impuso otra agenda (distinta a la que proponían y proponen las corporaciones), y parece estar construyendo un sujeto social (y político) que sostiene este proyecto. Y, de allí, el conflicto con el poder que vos señalás. Un abrazo para vos.

Roberto dijo...

Puedo decir que todo aquel que no
reconozca los avances desde 2003,
aparte de necio es ciego, hoy
hablaba con amigos de Curuzú y me
comentaban la alegría y el apoyo
hacia Cristina, y todo lo que se
comenta en contra del modelo es
solo la envidia y odio de jefes
feudales que aún quedan en
Corrientes, que ven se les está
terminando la mano de obra esclava
de sus campos.
La historia juzgará, pero pienso
que en el 2003 comenzó el futuro
de la Argentina.

Un Abrazo.

Marcelo Bartolome dijo...

Correr la barrera de lo imposible fue además, poner en discusión como nunca antes el modelo de pais que se necesita para crecer y consolidar la soberanía política y económica. Al correr esa barrera, caen los paradigmas que durante décadas se mostraron como inamovibles, como conceptos absolutos en sí mismos para dejarlos fuera de la discusión pública. Creo que este es el logro más formidable de los gobiernos de Néstor y Cristina. Haber(nos) demostrado que esos límites eran absolutamente vulnerables pero para eso había que poner decisión política y plantear claramente un enfrentamiento. La política del consenso, del acuerdo, de la "cordialidad" vulnera el concepto mismo de la razón política. Si solo se plantea consenso entonces nada es puesto en tela de juicio. El órden cerrado de las minorías del poder que no puede ser combatido ni analizado. Con eso arrasó el kirchnerismo. Y eso es lo que mas le duele al sistema actual. Abrazo grande!!!

Anónimo dijo...

NO AL COLONIANISMO KIRCNERISTA

MANGA DE MENTIROSOS